Hablemos de perfumes

349255

“The question that women casually shopping for perfume ask more than any other is this: “What scent drives men wild?” After years of intense research, we know the definitive answer. It is bacon. Now, on to the far more interesting subject of perfume.”
Tania Sanchez, Perfumes: The Guide.

Fotografía: Paloma Picasso retratada por Antonio López para su serie The Red Coat Series (1974-1975).

Universos cotidianos

painting23ss

Acabo de leer un tema sobre la pintura hiperrealista en The San Francisco Globe. Bueno, eso de leer es una forma de decirlo, porque viene en una cómoda y práctica serie de imágenes que permite echar un ojo al asunto sin dedicarle más de dos minutos. El caso es que me han gustado mucho dos de los artistas reseñados y pensé en compartirlo con ustedes.

El primero es Lee Price (en la imagen de arriba). No les voy a hablar de su biografía (pueden leerla aquí), sino de sus obras. Me han encantado sus mujeres comiendo en la bañera, en un plano cenital que me llevan a recordar (colóquense el monóculo) a una especie de Ofelia ahogada por el yugo de la cotidianeidad.

Gregory Thielker (abajo), por otra parte, muestra la vida a través del parabrisas de un coche en un día lluvioso. El tamaño y espacio entre las gotas contextualizan cada pieza. La magia, al menos según yours truly, es que con tan solo un vistazo uno se puede imaginar un universo completo. Más allá de la carretera sobre la que se transita, tiene que ver con las vidas que hay en otros coches, en los edificios colindantes, en el horizonte borroso por culpa de un aguacero. Da que pensar. La última imagen parece, por cierto, una de las versiones de La noche estrellada de Van Gogh.

BIS

Instrucciones para sobrevivir al regreso de Saturno

No mires atrás. Usa protector solar.

Fotografía de Richard Avedon para Harper’s Bazaar con Jean Shrimpton posando.

Vidal Sassoon, un visionario

No sólo inventó el corte bob (con cinco puntas, según él inspirado en la Bauhaus) y le dio a Mia Farrow uno de sus estilismos característicos, sino que logró la proeza de domar la melena leonina de Grace Coddington, como constatan estas imágenes.

Se ha ido un virtuoso de la tijera al que muchos, lamentablemente, solo recuerdan por su marca de champús.

El éxito instantáneo del Nail Patch

Hace unas semanas compré un juego de Nail Patch de Sephora, porque todavía no había probado las pegatinas para uñas (entiéndanlo, estar en el sector y no haber experimentado con lo nuevo es casi un sacrilegio).

Lo hice sin mucha esperanza, convencida de que eran un gran timo y no tardarían en despegarse. Así que me hice una foto el primer día (la pueden ustedes ver arriba) con unas uñas cuya manicura brilla por su ausencia. Todo era para tener evidencia gráfica del fracaso, naturalmente.

Una semana después, las pegatinas seguían en un estado más que decente (las pueden ver abajo), y quizá hubieran aguantado más tiempo si servidora no tuviese demasiado prisa en probar un experimento manicuril con el que nunca se atrevería a salir a la calle.

La duración y solidez del Nail Patch, sorprendentemente fácil de aplicar, está a medio camino entre una manicura convencional y una tipo Shellac. Al retirar las tiras (se hace con acetona, como una laca de toda la vida) las uñas sí que se quedan un poco resecas, pero quizá sea un error personal, porque en toda la semana no las hidraté con aceite, como hubiera hecho con una Shellac.

¿Lo recomiendo? Absolutamente, aunque quizá no para todas las semanas. Primero porque la uña debe respirar, y segundo porque creo que la variedad de color (fantasías del print parleño aparte) es un tanto escasa. Cuando yo fui solo había dos rojos (un borgoña y un carmín) y otro tono más nude.

Hasta aquí el briconsejo de la Señorita Pepis de hoy.

Seis cosméticos que me gustan

- El exfoliante corporal Aguavital de Balneario Álvarez Gómez. Es suave, y deja la piel hidratada. Me gustó por su aroma fresco, quizá un tanto infantil, perfecto (según yo) para antes de ir a dormir. Ya ven, a veces es el olfato quien toma una decisión. No pasa nada.

- La Glycolactic radiance renewal mask de Ren (como nombre familiar le he puesto la Papaya, porque lo otro es dramáticamente complicado). Es un peeling enzimático con ácidos de frutas y papaya. Recomiendan usarla una vez por semana, pero no soy tan consistente (y suelo combinarla con alguna mascarilla de arcilla, que regule la grasa). Da luminosidad y elimina las células muertas. Justa y necesaria. Correcta.

- El Advanced body creator de Shiseido. Si hay UN anticelulítico es este. A los minutos de ponerlo en los muslos, ya estoy notando el efecto. Literalmente. Que no les engañen con imitaciones.

- La Hydrating styling cream de Moroccanoil. El producto estrella de la casa es el aceite. Esta crema es un poco más ligera y perfecta para el cabello graso (hellooo!!). Es un must mañanero para acabar de suavizar mi ya de por sí lacia melena. No la cambio por nada.

-El Gentle Cleansers Refreshing Face Wash de Olay. Es el gel facial que estoy usando actualmente (lo combino con el Foaming Gel Cleanser de Korrès, que no me fascina demasiado).Olay es una de mis marcas cosméticas favoritas de toda la historia de la humanidad (prueben la Total Effects y me dicen), sin derecho a réplica. Ocupa su lugar de honor en mi ducha, al lado del gel corporal.

- La laca de uñas All Fired Up de Sally Hansen (la venden en Sephora). Quería probar su resistencia. Por ahora van dos días y mantiene el brillo a la perfección. Tampoco se ha descascarado. Vamos por buen camino.

Fotografía de Gwarf.

Come, huele, ama

Quiche de verduras (receta personal), la favorita de JFK.

Paloma Picasso eau de toilette. No sé cómo pude vivir sin él.

Érase un Baldomero a una pecera pegado.

Cómo volver (con éxito) a los años 40

Elle Suecia responde, en imágenes, a la pregunta retórica del titular. La modelo Frida Gustavsson declina las prendas años 40 de la temporada y añade al resultado un peinado y un maquillaje dignos de una diosa de la Guerra Fría. Sobriedad y sofisticación a partes iguales para un editorial de lo más cautivante.

Como ya saben, cualquier tiempo pasado (parece que) fue mejor.

Fotografía de: Andreas Öhlund. Maquillaje: Katarina Håkansson. Peluquería: Erika Svedjevik.

Found en Tiger Magazine

Tiger magazine #3 from Folch Studio on Vimeo.

Justo cuando salí de Harper’s Bazaar me contactaron en Tiger Magazine, una revista semestral con vocación internacional y una gran apuesta por el diseño. No tenían colaboradores de belleza y un hada madrina les había dado mi contacto, a la par que unas excelentes referencias.

Les propuse temas y al final salió adelante uno sobre Eric Cosson, fundador de la firma cosmética Found. La entrevista, en inglés, está disponible ya en el tercer número de la revista (aviso para navegantes: los puntos de distribución son escasos). Pasen las páginas hasta el minuto 2:17 si quieren ver un lindo preview.

Llevando el mundo felino al trabajo

Sí, esta es mi novísima colaboración con El País Semanal (también lo podéis seguir en Twitter).

No podía faltar un felino en el edito… ¡no se imaginan las vueltas que dimos hasta encontrarlo! Valió la pena. Jaque mate a los cat haters.